< post anteriorpost siguiente >

24 nov
2007

Cena por los senderos de El Palomar

Come poco y cena mas poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estomago. Eso decía Cervantes hace mas de 4 siglos, y a pesar del tiempo transcurrido sigue teniendo razón. Pero todo el mundo sigue sin hacer caso, menos mal que el posadero, quien seguramente conoce el dicho de Cervantes, ha velado por nuestra salud y ha sido comedido, no se ha sobrepasado. No digamos en las infusiones, comenzó con jarrita y taza para las infusiones y terminó con un vaso de bar de 5ª categoría de pueblo con la bolsita medio metida y el vaso casi mugriento.
No hagan mucho caso, a mi es que me gusta provocar y trato de hacer valer mi ironía y lo cierto es que nada de lo ocurrido es culpa de nadie, salvo del tabernero que no habiéndose visto en tanta demanda de infusiones, la vajilla se le quedó corta.

Lo importante es que la gente ha reído sin parar, algunos con dolor de mandíbula por tanto chiste, y para encajarla se decide mover el esqueleto en Alaska. Y el que se “Alaska” es porque le pica. En fin, que como decía Francis Bacon la esperanza es un buen desayuno, pero una mala cena, y me refiero a la esperanza de volver a celebrarlo, aunque la infusión no supere el aprobado, la risa es importante y eso compensa la escasez de mejillones o la poca abundancia de conserva atunera, después de todo eso produce acido úrico y es malo para la salud. Vaya que el posadero sigue mirando por nuestro bienestar y siempre es de agradecer.
Y hablando de Esperanza con nombre propio ahí está su magnífico Portal de Belén.

La hora no es la mas propicia para fotografiar belenes, los tenderos están reposando, las luces apagadas y aun queda para el bello amanecer. Creo que disfrutaran con el anochecer de esta mini ciudad milenaria.

Para terminar diré que siempre se dijo que la mejor prueba de calidad de una civilización es la calidad de su ocio, por tanto, aun es manifiestamente mejorable. Aunque hayamos alcanzado cotas que remedan las bacanales romanas, como en el Belén, todo a escala menor.
Que no se enfade nadie que mi intención no es otra que decir lo mucho que me he reído y lo buena que estaba la sidra y la merluza.
Buena digestión, mejor baile y que descansen.


archivado en Cenas Navideñas a las 17:20:13


esperanza comentó...

La verdad es que los posaderos están más acostumbrados a servir copitas de pacharán. No había más que ver la monada de vasitos para ese menester.
Yo ratifico lo buena que estaba la sidra, todo un peligro.
La calidad de las fotos no es buena, los móviles por muy sofisticados que sean no dejan de ser eso, móviles. Pero lo que cuenta es la intención y eso hace que las fotos sean magníficas. Gracias.
Espero no olvidarme del "conxuro"

26/11/2007 5:01:29


añadir comentario:


Nombre:
URL:
*anti-spam* ¿cuánto son 3 x 4? :



La pagina de Antonio Pintor, 2005-2017 | Algunos derechos reservados | Acerca de... | Sindicacion RSS
Esta página se ve mejor con Firefox