< post anteriorpost siguiente >

7 abr
2008

Muchas verdades se dicen en broma

El mundo es una errata, los creyentes según Gerardo Diego no pueden atreverse a sentenciar esta afirmación. Yo sí. Es impresionante la cantidad de bellas frases que cada día recibo en mi correo para seguir los mas bellos designios de la Divinidad. Frases que aconsejan en todo los sentidos, para saber que hacer o que dejar de hacer en cada momento sin temor a equivocarse, sin temor a ser infeliz, sin temor a desviarse del recto camino, sin temor a contrariar al prójimo, sin temor a incordiar a tu pareja, sin miedo a caer en el abismo de la incomprensión o lo soledad. Bellas frases que te hacen pensar, recapacitar, discernir lo bueno de lo malo, lo peor de lo perverso, pero cada momento es único y cada precepto moral conlleva ciertos inconvenientes que impiden llevar a su fin cada una de esas bellas frases. Siento que la ignorancia a veces anda mucho mas cercana de esa felicidad ansiada que su búsqueda por medio del conocimiento. No pretendo que nadie me de la razón en mis afirmaciones, ni pido justicia sobre nada, creo que en la simplicidad de las cosas, se encuentra cierta felicidad que invertida en sentido común puede sembrar alegría en otros en su tristeza o desolación. Conocer el valor de cada cosa, en cada momento, por simple que sea, nos lleva al disfrute en grado supino de muchos aspectos de la vida cotidiana que habitualmente por ese desconocimiento o esa falta de valoración justa de las pequeñas cosas, nos impide saborear unos buenos trozos de felicidad al alcance de cualquiera. Algo así como el lado positivo de cada una de las pequeñas cosas que nos suceden, que acontecen a nuestro alrededor. A veces esas cosas rozan una malévola situación, que se pueden también curar con analgésicos y calmantes como el amor y la amistad. Ahora voy a tomarme una cerveza, por favor, negra, que me gusta mas que la rubia. La semana próxima me la tomaré en Dublín, creo que allí la hacen aun mejor. Como decía un anciano familiar después de tomarse la primera copa de vino, todo lo que diga después de tomada la cerveza es posible que lo niegue cuando pase su efecto, yo añado que es posible que niegue incluso lo dicho con anterioridad al efecto que pueda producir el etílico, tal vez con unas cuantas inyecciones de vitamina B12 pueda ratificarlo. ¿Quién sabe?

archivado en Pensamientos a las 14:02:05


añadir comentario:


Nombre:
URL:
*anti-spam* ¿cuánto son 3 x 8? :



La pagina de Antonio Pintor, 2005-2017 | Algunos derechos reservados | Acerca de... | Sindicacion RSS
Esta página se ve mejor con Firefox