< post anteriorpost siguiente >

28 sep
2008

Se suspende la marcha, se anuncia abundante lluvia

Afortunadamente con las nuevas tecnologías las predicciones del tiempo son perfectamente pronosticadas y mucho mas cuando la predicción se puede ver el día anterior al evento a celebrar. Es mas, que lloverá hoy 28 de Septiembre de 2008 lo sabe todo el mundo desde hace una semana.
Decía Confucio que la seriedad es la corteza del árbol de la sabiduría. Desde luego, quien haya tenido el poder de decisión para suspender la marcha y hacer que vayamos todos al punto de cita, que se presente el autobús, que carguemos las mochilas y que a la hora justa de salir, aparezca un chica y diga que se suspende la marcha; la persona que da esa orden en ese momento es cuando menos un alcornoque – que me perdone tan sabio y longevo árbol- a quien recientemente le han practicado la saca. No le encuentro otra explicación. Bien por dejadez, bien por olvido no es de recibo darnos este trato a los que con alegría nos hemos levantado esta mañana temprano, hemos dispuesto todo para la marcha y justo en el último minuto nos cuentan que existe un alto porcentaje de lluvia en la zona. ¿Por Mahoma y el resto de Profetas, es que ese dato no lo sabía ayer el susodicho de la decisión para poder avisar a los participantes?
Todos estábamos el sábado esperando un mensaje o un correo en el que nos comunicasen de Medio Ambiente que la marcha se suspendía. Todos hemos confiado en que tal vez la persona encargada de esa decisión tenia un mejor conocimiento de la situación atmosférica o que el hecho de la consabida lluvia no era obstáculo para realizar la marcha. Sin embargo no. Parece que, hasta que no le han despertado esta mañana no se ha dado cuenta que el cielo anuncia lluvia abundante y hete ahí que decide sabiamente suspendiendo la marcha. Sabia observación y similar en tiempo y fecha a la realizada por Zapatero y su ministro Solves sobre la consabida crisis económica. Que hay crisis o que lloverá hoy lo sabe hasta un niño de 10 años.
La salud y la hacienda se gozan gastándola y habernos pillado un catarro hoy por la lluvia, gastar unos euros en Benalauria, nos habría dejado gozosos, sin embargo eso no sería motivo para dejar en el mismo nivel de inteligencia al que en su momento y tiempo oportuno no tomó la decisión de suspender la marcha por causa de la lluvia.
Con este comentario solo deseo dejar constancia del malestar que todos los asistentes hemos sentido. En fin, todas las felicidades son pequeñas, porque la felicidad completa no existe, por eso después de desahogarme me siento mas feliz y sobre todo por no haberme ahogado en medio de algún arroyo a cruzar en la marcha. Hasta la próxima cita.


archivado en cosas de la calle a las 0:57:53


añadir comentario:


Nombre:
URL:
*anti-spam* ¿cuánto son 4 x 4? :



La pagina de Antonio Pintor, 2005-2017 | Algunos derechos reservados | Acerca de... | Sindicacion RSS
Esta página se ve mejor con Firefox