< post anteriorpost siguiente >

15 mar
2009

Crisis, ¿de quién es la crísis?

Crisis, ¿Para quién es la crisis? ¿Quién la padece más? ¿Tiene algún lado positivo?¿Como esquivarla sin que nos afecte? Son preguntas que nos hacemos cada día después de ver la palabra maldita en cada artículo de periódico, en cada página de economía, en cada telediario y en cada programa de radio; creo que nos inunda por todas partes.
Veamos sus efectos sobre los multimillonarios hasta los más indigentes, y comprobaremos que todos la sienten en sus carnes de alguna manera.
El multimillonario Warren Buffet parece que su fortuna de más de 75 mil millones de euros, ha perdido más de la mitad, algo así como 40 mil millones de euros. Eso sin lugar a dudas tiene que doler y no digamos cuando su fortuna la consiguió durante más de 40 años haciendo negocios y llevando una vida relativamente austera, ya que parece que vive en la misma casa desde hace muchos años, desde que hizo su primer millón de dólares. Parece que viaja siempre en medios públicos, mientras que sus altos ejecutivos lo hacen en jets privados. No obstante puede seguir viviendo incluso con su pena. La inmensa mayoría de los mortales que estamos económicamente por debajo de él, nos conformaríamos para vivir bien holgadamente con el 0,00001% de lo que le queda de fortuna, algo así como medio millón de dólares.
En uno de los últimos peldaños partiendo desde el multimillonario americano, se encuentran los indigentes que ya lo eran antes de la llegada de esta virulenta crisis. Cada uno de ellos sufrió en su momento la crisis oportuna que le dejó tirado en la calle, sin familia, sin techo y sin trabajo. Malviviendo de los comedores de Caritas y de las basuras o de productos desechados por caducidad por los grandes supermercados. Estos también están sufriendo esta crisis, los comedores están abarrotados, hay días que no consiguen sopa caliente, las basuras están más sorteadas a pesar de que por ejemplo en Madrid te multan por hurgar en los contenedores de residuos orgánicos, -no se con que van a pagar los 750 euros de multa que ha estipulado el Sr. Alcalde-, y para colmo, en las traseras de los supermercados son muchas los nuevos indigentes que se congregan para conseguir productos caducados que llevarse al estomago, hasta se montan peleas por una simple manzana podrida.
Quiénes padecen en mayor o menor media la crisis es una cuestión muy personal, pero entre el primero y los últimos se encuentran verdaderas legiones de afectados que no encuentran soluciones a sus problemas o la multiplicación de los mismos.
Enrique Rojas, un psiquiatra español encargado de la salud mental de los neoyorkinos, asegura que por una parte la crisis puede propiciar el crecimiento interior, mejorar la esfera personal y por otro lado nos puede dar la oportunidad de unirnos más a nuestros semejantes, ayudarnos y poner en práctica la solidaridad en situación tan crítica. Parece que en épocas más opulentas nos preocupamos mas de nosotros mismos que de los que nos rodean.
Miremos con buenos ojos la crisis, miremos su parte positiva, meditemos como mejorar internamente para ayudar a los más afectados o a los que peor se sienten, multimillonarios venidos a menos o indigentes llegados a mas. Nuestra existencia puede verse afectada por la archiconocida e innegable situación de crisis que todos en mayor o menor medida padecemos a pesar de seguir negándola el ínclito ZP.
Si sumamos las ingentes cantidades de dinero entregadas por los políticos a las multinacionales del automóvil, de los seguros, las entidades financieras y demás allegados a los políticos y la dividimos entre todos los afectados por las crisis individualmente tocaríamos cada uno al 0,00001% de la menguada fortuna del multimillonario que cité, y yo personalmente me conformo con esa cantidad y que los bancos, las compañías de seguros, las multinacionales del automóvil, y demás sanguijuelas que succionan ese dinero, que se vayan a las traseras de Mercadona o Carrefour a recoger las manzanas podridas que se merecen. Después de todo serían menos los afectados que con el reparto que se ha hecho y como ya tiene mala solución, mandemos a los políticos a comérselas, que son los que más succionan el presupuesto. No creo que este país llamado España tenga dinero suficiente para pagar 12 mil euros al mes a tanto cazador furtivo. Uno trabaja tres meses de ministro y tiene derecho a una pension vitalicia de 6 mil euros y otros trabajamos 40 años y cotizando muy por encima de estos politicos y nunca llegaremos a una pensión similar, ni siquiera al 50 % de la pensión de los ex-ministros. Una vergüenza y sobre todo una injusticia, estemos o no en crisis.


archivado en actualidad a las 11:00:42


añadir comentario:


Nombre:
URL:
*anti-spam* ¿cuánto son 3 x 2? :



La pagina de Antonio Pintor, 2005-2017 | Algunos derechos reservados | Acerca de... | Sindicacion RSS
Esta página se ve mejor con Firefox